¿Tu gato está en la tercera edad? Esto te interesa

Actualizado: may 15




Los gatos son maravillosos animales de compañía. Son cariñosos, inteligentes, juguetones y leales. Una de las sensaciones más satisfactorias es la de su ronroneo cuando los sostenemos entre los brazos. Y ni hablar de cuando se nos ponen panza arriba pidiendo mimos y demostrando que confían en nosotros.


Aunque muchas personas no lo crean así, los gatos desarrollan vínculos muy fuertes y especiales con las personas que se dedican a cuidarlos. Son capaces de responder a su nombre, jugar con pelotas, pueden aprender a hacer trucos divertidos y saludables, e incluso responden a llamados. Mi gato respondía a mi silbido, una tonada particular que sólo usaba para llamarlo a él, y no importa lo lejos que estuviera, siempre venía a mi encuentro.


¿Sabías que los gatos no maúllan para comunicarse entre ellos? El maullido de tu gato tiene como finalidad exclusiva comunicarse contigo.


Los gatos pueden vivir alrededor de 16 años e incluso hay casos especiales que pueden llegar a los 20 años, así que al adoptar un gato tendrás un compañero fiel y amoroso por muchos años. Se considera que un gato alcanza la madurez alrededor de los 5 años y al cumplir 10 años ya es un gato senior o gato mayor. Aunque no muestren signos de dolor ni quejas, requieren cuidados especiales y mayor atención.


En su estado salvaje, los felinos no muestran signos de debilidad para no convertirse en presa ante otros depredadores. Por eso tu viejito peludo no mostrará signos de dolor y así se vuelve más importante que prestes mayor atención a sus hábitos de alimentación y evacuación.


Con la edad, los gatos suelen volverse más reacios a personas desconocidas y más asustadizos a ruidos fuertes, esto es importante tomarlo en cuenta, especialmente en festividades donde tradicionalmente se utilizan fuegos artificiales. Puedes construirle un fuerte temporal a tu gato, donde se sienta protegido y se amortigüen los ruidos de las detonaciones.


A partir de los 13 años pueden presentar problemas de visión y oído, e incluso es posible que tengan problemas cognitivos. Un gato de 15 años es como una persona de 80 años. Duermen mucho más tiempo y pueden volverse un poco gruñones, prefiriendo la tranquilidad. Por este motivo es importante que su entorno se mantenga tranquilo y sin alteraciones pues a esta edad se les dificulta mucho más adaptarse a los cambios y tienden a ser más vulnerables al estrés.


Además de un ambiente cómodo y seguro, también podrías cuidar la dieta de tu gato, darle alimentos adecuados para un gato de su edad, incluir suplementos alimenticios y vitaminas, siempre siguiendo las recomendaciones de tu veterinario de confianza.

También es importante que cambies su arena sanitaria más regularmente y que dediques tiempo diario a compartir con él, haciendo actividades tranquilas pero sin olvidarte de ayudarle a ejercitarse pues la actividad física sigue siendo muy importante.

Una buena dosis de mimos diarias siempre es recomendable.


Un gato viejo también es más vulnerable a las temperaturas. Si hay cambios de temperatura es importante que tomes las medidas necesarias, como darle una frazada extra o colocar su camita en un lugar más fresco y con ventilación. Mantén siempre su plato con agua limpia y fresca.



Cuando tienen más de 16 años es recomendable que las visitas al veterinario sean semestrales pues es importante hacerle exámenes completos (como de sangre, orina y heces) para verificar que sus órganos estén funcionando correctamente.


También es necesario que se examinen sus ojos, orejas, dientes, almohadillas y garritas;

a esta edad pueden querer pasar más tiempo a solas, por lo cual te podemos recomendar que acondiciones su escondite favorito para que esté seguro y cómodo. Esto no quiere decir que no será necesaria la interacción humana, por el contrario, tu gato apreciará tu presencia y cariños, sólo que las actividades que realicen juntos deberán ser mucho más tranquilas y relajadas.


Recomendaciones generales para una vejez plena y feliz:


Mantén una buena alimentación. Es importante que lo alimentes siempre a las mismas horas. Puedes pedirle orientación a tu veterinario para que indique los mejores alimentos, según su edad y necesidades, además de suplementos y vitaminas.

Puedes ponerte creativo para mejorar el entorno de tu gato, es importante estimularlo tanto física como mentalmente. Los juguetes e instalaciones pueden ser muy beneficiosas.


Es importante estar atento ante cualquier cambio de su rutina. Por ejemplo, si le cuesta dormir, hay tratamientos naturales que pueden ayudarlo y lo harán sentir más cómodo.


También es recomendable estar atento ante sus capacidades físicas y mentales. Por ejemplo, si ves que se desorienta, sería prudente restringir el acceso a aquellos lugares del hogar que puedan representar un peligro, como closets o armarios, y así evitas que pueda quedarse encerrado o sufrir algún percance.


Establece un tiempo diario para interactuar con tu gato. Si le gusta, puedes peinarlo y cepillarlo, así se mantendrá limpio. Esto ayuda mucho para su moral. En algunos gatos ya viejitos la tarea de asearse puede ser un reto, así que seguro lo apreciará.

Habla constantemente con tu gato, realmente el sonido de la voz de su dueño puede resultar tranquilizador.


Mantente atento ante sus hábitos de evacuación. Los gatos pueden ser muy buenos para ocultar problemas como la artritis, por ello se les podría dificultar entrar a su caja de arena. Es recomendable que tenga más de una, para que le sea más fácil llegar al baño, y que sean bajas y de fácil acceso.


Si tienes la fortuna de que tu gatito haya alcanzado esta edad de madurez, quiere decir que has hecho un trabajo excelente al cuidarlo, pues en gran parte gracias a ti ha tenido una vida saludable y plena.


No hay razón para negarse a la posibilidad de adoptar un gato de esta edad, son compañeros tranquilos y cariñosos. Un gato de cualquier edad siempre estará dispuesto a retornar el amor que los humanos le dan.



Ya ves que no hay por qué preocuparse ante la edad avanzada de tu gato, siempre y cuando hagan visitas regulares al veterinario para chequear su salud, tenga un ambiente tranquilo, cuides su dieta y le dediques tiempo de calidad, tu gato seguirá disfrutando de una vida plena y feliz.


Tener un gato como parte de la familia es una fortuna, pero además, poder compartir con él la cuarta parte de tu vida es realmente un tesoro, tu gato es un compañero de vida, y juntos construirán momentos memorables. Lo mejor que puedes hacer por él es asegurarte que sus años dorados sean lo más cómodos y satisfactorios.


Cualquier duda que tengas respecto a este u otros temas, puedes consultarnos, siempre estaremos felices de prestar orientación para el óptimo cuidado de tu amigo felino.









2 vistas

contáctanos

Tel. 2260 4528

best4petscr@gmail.com

Visítanos

Lunes a Sábados:  09:00 am - 07:00 pm

Domingos: 09:00 am - 04:00 pm

Del Liceo Samuel Saenz 150mts al Oeste, Heredia

 

síganos

  • Facebook icono social
  • YouTube
  • Instagram